Alianza Y Anillo de Compromiso

compro 11

El anillo de compromiso

El anillo de compromiso es una joya muy especial, la joya que más y mejor recuerdo guardaremos. Por lo general suele ser un solitario con un diamante, no obstante hay quien prefiere una alianza de diamantes; esto depende mucho de los gustos personales y las tradiciones según el país. En lo que se refiere a la joya en si misma lo más importante es la calidad tanto en el diamante, el oro como en el acabado de la joya.

El novio le da el anillo a la novia para simbolizar su amor sin final, por su forma circular. Aunque hay de muchos materiales, los más comunes están hechos de oro y diamantes, lo que significa que el amor será tan fuerte y puro como esos materiales.

En el pasado, cuando la propuesta era un procedimiento más formal, el futuro novio enviaba a sus amigos o miembros de su familia en su representación para que conocieran a la futura novia y su familia.

La tradición de regalar un anillo de diamante para la pedida de mano es antigua pero se circunscribía a las clases más pudientes debido a la escasez de diamantes. Provenían casi exclusivamente de la India. Fue a finales del siglo XIX, con el descubrimiento de las minas de diamantes de sudáfrica cuando el precio de los diamantes bajó pues estas minas eran extraordinariamente ricas en este mineral, siendo que se popularizó a principios del siglo XX entre las clases medias. La multinacional del diamante DE BEERS realizó múltiples campañas publicitarias que permitieron dar a conocer el diamante como símbolo de amor por las características del diamante: eternidad y dureza.

El anillo que recibe la novia en la actualidad, debe llevarlo en la mano izquierda.

Llevar la alianza en el dedo anular de la mano izquierda: Esta costumbre viene porque en la antigua Grecia se creía que la vena de este dedo se comunicaba directamente con el corazón.

alianza boda

La alianza de boda

La costumbre de intercambiar alianzas el día de la boda durante la ceremonia, viene de muy antiguo. En el siglo XIII a.c., los egipcios ya intercambiaban alianzas.

Las alianzas empezaron a usarse en el siglo V, pero costó para que la Iglesia las aceptara como parte de la ceremonia.

En la antigüedad los maridos celebraban un rito para asegurarse de que los espíritus de sus mujeres no les dejaran demasiado pronto. El marido ataba los tobillos y las muñecas de su mujer con cuerdas de hierba con la creencia que esta atadura mantendría su espíritu dentro.

En el tiempo del imperio romano, los anillos eran de hierro; los de oro sólo podían ser usados por senadores y magistrados. Luego, la costumbre se expandió a otros estratos socioeconómicos.
Las alianzas empezaron a usarse en el siglo V, pero costó para que la Iglesia las aceptara como parte de la ceremonia.

En la Biblia, ya vemos que en el Antiguo Testamento se pedía la mano de la novia con un anillo. Esta costumbre ha llegado hasta nuestros días. En el siglo IX, el papa Nicolás I, decreta que el hecho de entregar el anillo a la novia es ya una declaración oficial de la intención de casarse.

Los anillos de compromiso han sido siempre señal de unión y amor. Más tarde se añadió el diamante, como señal de eternidad (siglo XX)

Galeria

No hay comentarios

Dejar respuesta