ISABEL ZAPARDIEZ ha convertido su nombre en un sello comercial sinónimo de diseño exclusivo y confección Couture. Lo que comenzó como un proyecto personal, en el entorno local de su ciudad natal, San Sebastián, se ha transformado en una firma consolidada entre las marcas de la moda
nupcial española, que se abre paso firmemente en la Demi Couture. La firma celebra este año su 15 aniversario.
Los diseños de Isabel Zapardiez se definen por una creación totalmente artesanal y a medida para cada mujer y por una confección exquisita que
se realiza con la implicación directa de la diseñadora.

La singularidad de todas sus prendas se basa en que cada una está concebida, en todos sus
detalles, para la mujer que lo va a llevar.
El trabajo de Isabel Zapardiez se enmarca dentro del universo Couture, por
la exquisitez de los tejidos, la exclusividad de los diseños y la confección al
detalle. Su sello son los vestidos atemporales y sofisticados, en los que se
mezclan con sutileza elementos tradicionales y vanguardistas.
Su estilo muestra una rica variedad de matices. Está llena de reflejos de la
mujer actual, poniendo de relieve su pluralidad, pero al mismo tiempo,
acentuando la singularidad de cada persona.
Manteniéndose fiel a esta filosofía de trabajo, Isabel Zapardiez se ha
adentrado con éxito en la Demi Couture, con colecciones que integran todo
el “know how” de la Haute Couture y la versatilidad de líneas que
actualmente se demanda.

COLECCIÓN 2018
OH!RIGAMI – Del papel a la emoción
En la colección de su 15 aniversario, Isabel Zapardiez vuelve a sus orígenes
profesionales y a los mundos que le apasionan.
La chispa de su inspiración se enciende en la visita que la diseñadora
realiza a Japón, en el reencuentro con su rico universo cultural y estético,
muy presente en toda su trayectoria. Desde esta experiencia personal,
realiza una interpretación libre sobre el Japón ancestral y el Japón
moderno… siempre desde la emoción y las sensaciones, la materia donde
se enmarca su trabajo.


En su propuesta también se refuerzan los lazos que la unen a grandes
referentes de la Costura: la pionera Madeleine Vionnet y el maestro
Cristóbal Balenciaga, en el centenario de la apertura de su primer negocio
en San Sebastián, a escasos metros de donde se encuentra hoy el estudio
de Isabel Zapardiez. Una conexión que se alimenta de múltiples hilos, tanto
a nivel de concepción profesional como de identificación personal.
Se combinan con frescura distintos estilos, prendas y volúmenes,
manteniéndose fiel a uno de los sellos que identifica la marca: el
eclecticismo. Monos, faldas pantalones, faldas con volúmenes etéreos y
largos midi conviven con kimonos y prendas de inspiración samurái. Son
también recurrentes los escotes en la espalda y las mangas elaboradas y
con volumen. La inspiración oriental toma las cinturas con cinturones Obi
en cuero, modelando las prendas.
La naturaleza y los jardines japoneses se asoman en los tejidos, sin
renunciar al contraste de texturas y movimiento con plisados, bordados y
plumas.

 

 

Crédito “Barcelona Bridal Fashion Week”.

Galeria

8 Comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.