En verano también se viste traje

La temporada estival no es excusa para que algunos lleven un atuendo formal, según Sastrería Foraster la tela, el color y el corte son fundamentales.

Madrid, junio de 2018. El verano para muchos es sinónimo de chanclas y bañador, no obstante, otros continúan su jornada laboral en oficinas y despachos que exigen una vestimenta formal, muchos cuentan con eventos que solicitan dress code elegante y los más atrevidos quieren vestir con mucho estilo a pesar de las altas temperaturas. Por ello, desde Sastrería Foraster ofrecen asesoramiento personalizado para acertar con el tipo de tela, el color, el corte y cómo llevarlo durante la época estival.

Jon Foraster, director de Sastrería Foraster, asegura que los materiales por excelencia para los trajes veraniegos son el lino y el algodón, por su aislamiento del calor, absorción de la humedad y resistencia, aunque son de arruga fácil. Las sintéticas serían las telas prohibidas para un traje veraniego, ya que no transpiran y crean manchas de sudor muy desagradables en las prendas.

En cuanto a los colores, el abanico se amplía en esta época del año y cobran especial protagonismo los tostados; toda la gama de azules, desde el Klein hasta el celeste; así como los grises y los bronceados son los reyes del verano, pudiendo atreverse con tonos pastel, e incluso estampados para los más arriesgados, que pueden optar por estos para ocasiones especiales y eventos de carácter informal, prohibidos en otros momentos en los que no se puede salir de un traje azul o negro.

Respecto al corte, la botonadura simple es la opción más fresca, evitando los conjuntos de tres piezas que conforman chaqueta, pantalón y chaleco o las chaquetas cruzadas que cuentan con más cantidad de tela. Es posible llevar la chaqueta abierta en alguna ocasión sin dar sensación de descuido. El estilo Slim fit es el más favorecedor para estilizar la figura, aunque si se busca frescura la reaparición de trajes holgados típicos de los 80 y los 90 dejan pasar aire entre la tela y la piel y resultan más frescos.

Algunos consejos adicionales para vestir correctamente el traje de verano es llevar una camiseta interior, ya que absorberá el sudor, antes que la camisa y que la

chaqueta. Si puedes evitar llevar la chaqueta, lo más correcto es doblarla y posarla sobre el antebrazo para que mantenga su forma.

Desde Sastrería Foraster también recomiendan contar con una camisa supletoria en caso de poder cambiarse a lo largo del día, así como contar con un neceser, bolso o maletín para llevar pañuelos, colonia y todo lo que sea necesario para pasar por el baño y salir como nuevo, elegantes y atractivos.

Respecto al calzado, el mocasín es muy socorrido en estas ocasiones para ir cómodo y arreglado.

Sobre Sastrería Foraster

Sastrería Foraster lleva vinculada al mundo textil desde 1921, año en el que la familia Foraster abrió su primera sastrería en el Casco Viejo de Bilbao. Unas décadas después, Jon Foraster, biznieto del fundador de la marca, retoma la sastrería a medida y revive la firma con tesón, constancia e ilusión, tal y como hicieron sus antepasados. Con su recién nuevo liderazgo, Jon Foraster plantea otro concepto de sastrería muy competitivo e innovador. Trajes a medida con un acabado de las prendas a un precio apto para todos los bolsillos. Más información: www.sastreriaforaster.es

Galeria

    En verano también se viste traje
    En verano también se viste traje

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.